REVISTA CONSULTORÍA

Por - Noé
06-09-19 16:06

Septiembre

El financiamiento no es la mejor forma de hacer infraestructura, es la única. Por eso dedicamos este número de nuestra revista de consultoría al financiamiento de proyectos.

Durante muchos años, el gremio especializado en el desarrollo de infraestructura ha insistido que México debe invertir entre el 5 y el 6 % del PIB en proyectos de infraestructura, si se quieren alcanzar crecimientos sostenidos de más del 4 % anual. Para ello, es indispensable la inversión pública y privada y, por supuesto, el financiamiento.

México se encuentra en un momento ideal para el financiamiento de infraestructura. Mientras que en Estados Unidos las tasas de interés apenas superan el 1 % y en Europa son negativas, en México se pueden obtener rendimientos del 7 u 8 %, lo que lo hace extremadamente atractivo para la inversión extranjera. Aunado a eso, si los proyectos de infraestructura en México pueden ofrecer a los fondos de inversión globales rendimientos del 12 % y consideramos que puede haber financiamiento con costo al 10 %, los fondos de inversión podrían obtener tasas del 14 % de rendimiento en proyectos de largo plazo. Esta situación de coyuntura es única y debemos aprovecharla.

También hay que añadir que la capacidad crediticia del sistema bancario nacional es cuantiosa, y no sólo debemos depender de los fondos de inversión extranjeros. El sistema bancario mantiene líquidos cerca de 70 mil millones de dólares (mdd) que pueden invertirse en proyectos de infraestructura. Además, las Sociedades de Inversión de Fondos para el Retiro (Siefores) tienen recursos por otros 4 mil mdd adicionales. De esta forma, existe capacidad crediticia suficiente para el financiamiento privado de obras de infraestructura que detonen el crecimiento.

La cúpula empresarial del país –el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y el Consejo Mexicano de Negocios (CMN)– está preparando un programa nacional de infraestructura que avala nuestra Cámara y que se presentará al presidente de la República en breve. Este programa prevé cerca de 1,600 proyectos por un monto aproximado de 450 mil mdd durante los 5 años restantes de la administración. Aun cuando el monto principal está dedicado al segmento de hidrocarburos, esperamos que este programa sea bien recibido por la administración actual y que sea un detonador de desarrollo y crecimiento en todos los sectores de la economía a partir del desarrollo de infraestructura.